Pronóstico de Olas del 16 al 23 de Mayo 2016
mayo 17, 2016
¿Estás preparado para correr?
mayo 19, 2016

Establece más de una meta por carrera

EL GRAN DÍA

Puede que sea tu récord personal o lo más rápido que hayas corrido en años, pero este ambicioso objetivo requiere un entrenamiento consistente a ritmo específico de competición, condiciones meteorológicas ideales y una salud perfecta. Tener “el gran día” como objetivo ayudará a guiar tu entrenamiento. Según Sinclair “cuando uno comienza a sentirse fuerte trabajando, está más motivado a seguir adelante y alcanzar su potencial el día de la competición”.

EL OBJETIVO

Mete los resultados de varias carreras cortas en una calculadora de ritmo para conseguir un resultado final equivalente al objetivo de tu competición. Este  método te puede dar una idea de lo que es un tiempo realista para la competición basado en tu forma física actual, dice Tomm Mc Glynn, entrenador y fundador de Focus-N-Fly en Burlingame, California. Pero si el esfuerzo del entrenamiento te ha agotado, deberás reajustar ese tiempo a uno más lento. Brown afirma que “si el objetivo es demasiado difícil de cumplir, empezarás a preocuparte y la duda minará tu motivación”.

EL MAYOR ESFUERZO

No se puede conseguir un récord personal en cada competición y una vez has completado cierta distancia, sabes que puedes llegar a meta. Aquí es donde entra el tener objetivos que no dependan del tiempo. Estos objetivos reflejan el esfuerzo que se pone en hacer lo mejor dadas las circunstancias. Para corredores lesionados, podría ser llegar a la competición totalmente recuperados, y para aquellos que alguna vez se hayan desplomado deberían tomar entre 30 y 60 gramos de carbohidratos cada hora. El objetivo seguirá estando relacionado con el rendimiento, por ejemplo ponerse como meta acabar cada milla dentro de un 10% de un ritmo razonable. Si lo mantienes durante la gran parte de la carrera te sentirás realizado.

EL OBJETIVO

Según Brown, cuando estableces un objetivo en tu rendimiento sin que tenga que ver con los tiempos, asegúrate de que se pueda medir para que puedas comprobar si lo has alcanzado y no tengas miedo a cambiar de opinión, aunque sea en el último momento. Aquellos corredores que son flexibles psicológicamente y se permiten reajustar sus metas están a menudo más satisfechos con su rendimiento, sabiendo que lo han hecho lo mejor que podían.

18/05/2016 – runners.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.