El Batido ideal para surfear
mayo 25, 2016
Las Nalgas, Morro Solar
mayo 28, 2016

Las 6 claves para usar un pulsómetro

Si hay un dispositivo realmente masificado en el Mountain Bike ese es el pulsómetro. Es raro ver bikers que no lleven en el manillar algún tipo de reloj que entre otras cosas también recoja los datos de frecuencia cardiaca. Y ya que lo tenemos, ¿cómo lo estamos usando? ¿lo miramos mucho? ¿Descargamos los datos al ordenador? Veamos cómo podemos sacarle el máximo partido al pulsómetro.

 

1- Lo primero que hay que aclarar es que la frecuencia cardiaca es muy variable entre bikers, es decir, que cada uno tenemos unas zonas de trabajo distintas. Ir a 170 pulsaciones puede ser muy agotador para alguien y sin embargo ser un ritmo cómodo para otro. No es ni mejor ni peor.

 

2- Lo ideal es hacerse una prueba de esfuerzo aunque sea una vez cada 5 años para que un médico del deporte certifique que estamos en perfectas condiciones para someternos a las palizas que nos damos los domingos.

 

3- Un dato que nos interesa mucho conocer es nuestra frecuencia cardiaca umbral. Aunque la podemos obtener en la prueba de esfuerzo, es bastante fácil estimarla con nuestra propia bici.

 

4- La FC umbral es la máxima frecuencia cardiaca que somos capaces de sostener durante un esfuerzo máximo de una hora aproximadamente. O lo que es lo mismo, ¿a cuántas pulsaciones voy en una subida dura y larga cuando me pico con mis compañeros? Ojo, que no hablamos de la FC máxima puntual sino de la FC que soy capaz de mantener durante una hora.

 

5- Si nos pasamos de la FC umbral entramos en una zona de intensidad muy exigente que no seremos capaces de mantener durante más de unos pocos minutos. Por encima de la FC umbral hablamos con mucha dificultad. La FC umbral suele situarse al 90% de la FC máxima.

 

6- Una vez sabemos nuestra FC umbral, ya podemos diseñarnos nuestras zonas de trabajo:

Zona 1: 50 pulsaciones por debajo del umbral. Entrenamientos de recuperación.

Zona 2: entre 50 y 30 pulsaciones por debajo de umbral: entrenamientos de fondo.

Zona 3: entre 10 y 30 pulsaciones por debajo de umbral: entrenamientos aeróbico intenso.

Zona 4: entre umbral y 10 pulsaciones por debajo: entrenamiento específico de umbral.

Zona 5: por encima del umbral: entrenamiento de potencia aeróbica y metabolismo anaeróbico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.