Los Diez Mandamientos para no estropear el día señalado

Cualquiera que haya “competido” sabe que el día de la carrera al final es un día de nervios, estrés y prisas. Y no hace falta que sea una carrera como tal, cualquier marcha en la que llevamos un dorsal se convierte en cierto modo en una carrera en la que la mayoría de nosotros tratamos de dejarnos la piel y disfrutar de poner nuestro cuerpo un poco al límite para ver hasta donde somos capaces de llegar. Veamos cual es la mejor manera de gestionar el día D para disfrutar al máximo.

1. Tiempo de sobra. Creo que lo más estresante de estos días seguramente es la sensación de llegar tarde o que no de tiempo a hacer todo lo que hay que hacer antes de la salida. Por este motivo, yo pongo especial énfasis en tratar de evitar al máximo las prisas e ir siempre con 30 minutos de margen para que cualquier imprevisto no nos suponga un estrés.

2. Lista de cosas y todo listo el día antes. Es buena idea apuntar en un papel todo lo que tenemos que coger para que no se nos olvide nada. Una vez esté hecha, es muy importante dejar todo listo la noche antes de la prueba. Por la mañana, tan solo deberíamos tener que desayunar e irnos a la salida.

3. El listado de cosas debería tener más o menos este aspecto: a) Ropa y accesorios: casco, gafas, guantes, manguitos/perneras, chaleco o cortavientos. b) Las zapatillas. c) Herramienta y bomba o bombonas. d) Bidones preparados. e) Bici revisada. f) Pulsómetro o similar (velocímetro). g) Comida pre, durante y post carrera. h) Imperdibles y bridas. i) Crema de sol. j) Toalla. k) Garrafa de agua. l) El dorsal y la licencia o inscripción. m) Ropa para cambiarse después.

4- Nunca debemos descuidar la alimentación del día previo, puesto que es cuando vamos a rellenar el depósito de gasolina muscular. El día antes de la carrera nuestra dieta debe ser rica en hidratos de carbono, es decir, debemos comer y cenar pasta, arroz o patatas (asadas o cocidas). Nuestro rendimiento será mejor al día siguiente.

5- El desayuno del día de la carrera debe ser entre 2 y 3 horas antes de la misma y estará compuesto fundamentalmente de hidratos de carbono: pan, cereales, pasta o arroz.

6- Si eres de los que te pones nervioso y te cuesta conciliar el sueño puedes seguir estas pautas. No estés con el móvil o la tablet en la cama. Está comprobado que ralentiza el sueño. Es mucho mejor leer un libro para distraer la mente y poco a poco irse relajando. Haz un repaso mental de lo que tienes que hacer el día de la carrera para que todo vaya bien y así quitar de tu mente las preocupaciones.

7- Analiza el recorrido de la carrera para poder dosificar mejor los esfuerzos. Saber donde están y cómo son de largas las subidas es interesante para afrontarlas de una u otra manera.

8- Haz un pequeño plan sobre lo que vas a beber y a comer.Consulta con la organización los puntos de avituallamiento para tener este aspecto controlado. Siempre recomendamos comer algo cada 45’-1 hora y tratar de beber una bebida deportiva que nos aporte azúcares y sales minerales, sodio principalmente. Trata de comer lo que suelas comer en tus salidas para no llevarte sorpresas a nivel gastrointestinal. No hagas experimentos.

9- Trata de calentar un poco antes de la salida. Rodar 15-20 minutos con algún sprint largo es suficiente.

10- En la salida, cuando la gente empiece a gritar y a gastar bromas, disfruta el momento.

Texto: Yago Alcalde. Ciclismo y Rendimiento

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.