Creer es Poder: La Mente que no Tiene Límites
Junio 15, 2016
El Calentamiento Antes de Una Carrera
Junio 17, 2016

Movilidad Para Corredores: Explota Todo tu Potencial

¿Qué sucedió primero? ¿La lesión por mala técnica o la mala técnica por mala movilidad? O puede que sea así: mala movilidad = mala técnica = lesión. El sentido común nos indica que en el mayor de las casos es por la última.

Hace poco me topé un comercial en youtube de una tienda departamental y quedé impresionado por la inmaculada técnica de carrera de la modelo. Era obvio que la chica en cuestión era velocista y que sabía perfectamente lo que hacía. Cada zancada de sus piernas y movimiento de brazos dejaban ver que era una atleta entrenada. Y todo eso lo hizo con un vestido de noche que había sido modificado para el comercial.

Movilidad un problema común

En las últimas semanas hemos discutido el tema de la técnica más eficiente para correr y como podrá notarse, en lo particular, soy partidario del método de pose del Dr. Romanov por su probada eficiencia. El problema al que nos enfrentamos cada vez que queremos aprender nuevos movimientos son las limitaciones estructurales de nuestro cuerpo. En muchos casos esas limitaciones son resultados de malos hábitos y no se resuelven con simplemente moverse un poco. Si tu trabajo te exige estar sentado mucho tiempo, lo más seguro es que el tejido suave de tu cadera esté acostumbrado a ese limitado rango de movimiento y la extensión de la cadera esté sufriendo las consecuencias. Y se puede ver cuando haces box jumps, levantamientos olímpicos o cuando haces algo tan sencillo como correr.

Así es, el correr es una actividad sencilla, pero con muchas lesiones de fácil prevención. Las razones más comunes son: que la manera de pisar es inestable, las capas de tejido suave como músculos y fascia no se deslizan bien, o simplemente el rango de movimiento se ve disminuido por tendones y músculos demasiado tensos. Se estima que el deporte de la carrera o trote tiene el índice más alto de lesiones con un 85% a 90% de sus practicantes. Esto solo es suficiente para preguntarnos que se está haciendo mal. Y esta es la pregunta que hago: ¿De qué le sirve al atleta ganar el WOD entero corriendo, si se lesiona en el proceso? ¿Es acaso posible que esa molestia que lo acompaña como su sombra, tenga una solución sencilla?

Aprender, aplicar y mejorar

Veamos. Sabemos que los músculos se insertan en los huesos y que estas inserciones se llaman distales y proximales. Proximales se refiere a las más cercanas el centro del cuerpo y distales a las más alejadas del mismo. Sabemos que hay un capa que cubre los músculos llamada fascia. Sabemos también que el tejido suave (músculos, tendones, fascia) se adapta a la posición en la que esté durante periodos de tiempo cortos o largos. Ahora lean lo siguiente y volveremos a estos puntos.

Para el corredor Juan HermanoFlex (no hay relación con Danny Broflex) , las articulaciones con más trabajo son las de la cadera, rodilla y tobillos. Si Juan tiene limitaciones en la movilidad de la parte posterior de la cadera, lo más probable es que nunca logre levantar su rodilla a la altura correcta durante la fase del pull, debido a tener el tejido de los glúteos muy recortado. Imaginen que están de pie y tratan de subir su rodilla a la altura de la cadera pero quedan unos 6 grados cortos de su meta. En otra situación, tal vez Juan tiene la zona frontal del muslo limitada después de haber corrido unas subidas y bajadas y eso a la larga le puede causar dolor.

En ambos casos algo sencillo de hacer, es usar una pelota de lacrosse y dar masaje a el muslo en la zona apenas arriba de la rodilla y en la parte superior en donde se encuentran las inserciones proximales de los músculos del muslo. Buscar esa cápsula y atacarla para despegar el tejido que se encuentra pegado y disminuye el rango de movimiento. Es en ese punto donde se juntan el vasto medio, el sartório y el tensor de la fascia lata. Una vez que esa zona ha sido liberada, podemos pasar a una distracción con nuestro propio peso para la cadera y el famoso y doloroso couch stretch.

La siguiente zona a tratar es la de la pantorrilla y el tendón de aquiles con sus áreas circunvecinas como el tobillo y todo el tejido suave que lo rodea. Se pueden usar ligas, pelotas de lacrosse y también llevar a cabo estiramientos.

Ahora sí, volviendo al punto de las adaptaciones del tejido suave. Mientras más mantenimiento le demos al cuerpo, más fácil será lograr posiciones óptimas. Cuando músculos y tendones están tensos mas allá de lo deseable, las articulaciones se salen de su alineación y eso provoca que no estén correctamente alineadas. Eso se traduce en perdida de estabilidad y de transferencia de energía al movernos. A mediano y largo plazo el cuerpo termina por dar señales que empiezan como molestias ligeras a dolores paralizantes que nos evitan correr bien y en el peor de los casos, se requiere meter cuchillo para arreglar el problema.

Así que ya lo sabes. Cuida a tu cuerpo y ahorra problemas y gastos innecesarios.

Pongan en práctica los consejos y dejen sus comentarios.

Fuente: http://www.rxmagazine.co/running/detalle/movilidad-para-corredores-explota-todo-tu-potencial

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.