Por qué surfear en Invierno es Mejor

[pro_ad_display_adzone id=”5330″]

Llega el invierno… Disfruta del mejor Surf! Veamos las grandes ventajas de la estación más fresca para tu surfing.

Normalmente asociamos surf al sol, verano y playa de vacaciones… Cuando, al menos en España, es la época en la que menos olas rompen en nuestras costas exceptuando algunos lugares con constancia de swell. La comodidad del buen tiempo atrae a miles de personas a probar “eso del surf” por primera vez en verano.

Pero es cuando el buen tiempo acaba, las vacaciones escolares y laborales terminan y las playas se vacían cuando empieza verdaderamente la temporada de olas. Practicar o incluso empezar a practicar el surf en invierno tiene muchas ventajas, veamos algunas de ellas.

-Las playas están desiertas: En invierno se acabaron las aglomeraciones, los parkings y arenales llenos de gente, las caravanas interminables para llegar a las olas. No hay chiringuitos ruidosos, familias de picnic…solo paseantes tranquilos, algunos con su perro, pescadores y deportistas. Además los parkings de pago de algunas playas ya son gratis! La naturaleza tiene un respiro y puede mostrar su cara más serena y bella. Disfruta con ella y cuidala!

-Los spots están más vacíos: Lo que significa más oportunidades de coger olas, baños tranquilos con poca gente, menos “buitreo” en el agua. Las escuelas no abarrotan el pico con aprendices, los bañistas no resultan un peligro de colisión en la orilla, los mismos surfistas, al ser menos, tienen mejor rollo en el agua. La media del nivel de los surfers crece en invierno y eso también hace que la seguridad sea mayor que en el “descontrolado” verano.

-Las olas son mucho mejores y constantes: Sin duda los meses no estivales son la mejor época de marejadas para el Cantábrico, el Mediterráneo y las Canarias. Swells más constantes, mejor periodo, olas más grandes, aunque siempre puedes encontrar esos spots resguardados que rompen solo en invierno con olas medianas o pequeñas cuando fuera está enorme. Hay olas para todos los gustos, solo tienes que estudiar los mapas y tu lugar de surf y escoger el más adecuado para tu nivel y gustos.

-No siempre hace tanto frío…: El invierno da joyas de condiciones perfectas para el surfista que hace el esfuerzo de vencer la pereza y la comodidad, los días cortos y la tentación del sofá y se dirige a la playa con sus tablas. Un buen traje es fundamental, y escarpines, a veces guantes y capucha, pero no siempre. El sol o al menos el resol, doran muchas mañanas de otoño y primavera, y también de invierno, convirtiendo las sesiones de olas en increíbles momentos mágicos.

-Tu surf llegará a otra dimensión: El surfista que practica este deporte durante todo el año tiene otro nivel. Un nivel más alto de conexión con las olas, con el deporte. Está más en forma, conoce mejor los spots y sus cambios, surfea mejor. Por algo hay un dicho que cataloga a los surfistas de “postal” como “Surfers de verano”. Si empiezas en invierno, siempre con precaución y en manos de algún surfista experto que te guíe, ya sea en un surfcamp o con amigos más experimentados, sentirás la verdadera energía del mar, aprenderás más deprisa y más sólidamente, te curtirás con el mejor surf. Si surfeas en invierno tu surf mejorará visiblemente, verás los progresos en cada sesión, podrás aprender de surfistas mejores que tú en directo y con olas que te darán mas oportunidades de practicar maniobras.

-Estarás ya irremediablemente enganchado al Surf: Si los bañitos de verano en traje de baño al sol son un placer divertido y gustoso, el surf de invierno tiene algo muy muy potente. Y no solo porque las olas son mucho mejores o por el alto nivel en el agua. La sensación de “haber hecho el día”, de aprovechar la vida al máximo, la cara de satisfacción que te queda cuando vuelves al trabajo o los estudios después de un baño de surf invernal, no tienen precio. La naturaleza está al máximo de energía, las playas y spots están más bonitos o poderosos que nunca: un arco iris brutal, esa tormenta o aguacero esperando la serie, ese día de niebla que despeja, ese viento terral tremendo, esa marejada limpísima o enorme… Todo eso es surf y te enganchará del todo por si aun no lo estabas!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.