¿Te duele el pie? Dos medidas antes de acudir a un profesional

Es posible que puedas corregir el problema probando un par de cambios

1.Lo primero que debes hacer es asegurarte de que la zapatilla que usas es suficientemente ancha para tus pies. Puedes probarte alguna zapatilla en tu tienda de confianza para comparar y ver si con otras zapatillas tienes menos presión en la zona que te duele. Para hacerte una idea del ancho de tu pie, puedes coger un folio y pintar la forma del mismo. A continuación, puedes poner la plantilla de tu zapatilla encima para comprobar hasta que punto se asemeja al ancho de tu pie.

2.-Si descartamos que la zapatilla no es demasiado estrecha, lo siguiente sería ver la posición de las calas. En este caso, te va a beneficiar llevar la cala hacia el interior de la zapatilla para pedalear con los pies más separados y así llevar el peso más hacia la parte central del pie y menos hacia la parte externa. Igualmente puede beneficiarte retrasar la cala todo lo que puedas para que el peso no recaiga tanto sobre los dedos y más hacia el centro del pie. Ten en cuenta que si retrasas la cala más de 5mm debes bajar el sillín en la misma medida.

Si con esta medidas no se soluciona el problema es buena idea de consultes con un podólogo deportivo para que te proponga alguna solución en forma de plantilla o suplemento que ayude a estabilizar el pie. Si tienes dolores desde el meñique hacia atrás lo más probable es que tengas un varo de antepié especialmente grande. Esto significa que si miramos tu pie desde delante y tomando como referencia el talón tu dedo gordo está mucho más elevado que el meñique, generando una especie de inestabilidad cuando apoyas el pie sobre el pedal puesto que la mayor parte del peso recae sobre el meñique en vez de sobre el dedo gordo y el segundo dedo. Esta pequeña anomalía se suele resolver con el uso de cuñas. Se trata de añadir a la plantilla un pequeño suplemento en forma de cuña que funciona a base de incrementar el material debajo de los primeros dedos con el objetivo de darle más apoyo a esta zona y así descargar el peso que cae sobre los dedos pequeños.

Texto: Yago Alcalde. Ciclismo y Rendimiento

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.